intervención en la Terapia de Pareja

Volver a Psicología de la pareja

¿Qué implica la vida en pareja?

La vida en pareja es probablemente una de las relaciones humanas más complejas. Cuando decidimos compartir nuestra vida con alguien hemos de desplegar todas las habilidades personales que hemos ido incorporando, de forma consciente o no, a lo largo de la vida. Así, en nuestra relación de pareja necesitaremos aplicar habilidades comunicativas, de comprensión, de gestión de conflictos, saber escuchar y mostrar afecto, entre otras.

No siempre todos las personas entendemos ni somos conscientes de si nuestras habilidades son las más adecuadas, o si éstas pueden encajar con el otro. El amor no lo puede todo a pesar de que se diga lo contrario. La prueba de ello es que mucha gente se une enamorada, y acaba odiándose. ¿Por qué sucede esto?

Cuando nos unimos con alguien pensamos estar preparados para todo y creemos que todo va a ser fácil porque “con amor se salva todo”. En el mejor de los casos, deseamos que las dificultades vayan a mejor sin apenas demasiados esfuerzos “porque estamos hechos el uno para el otro”, “hacemos buena pareja”, “nos queremos mucho” o “nuestro amor es indestructible”.

La realidad es que tras un periodo inicial donde suele haber una convivencia adecuada (aunque no siempre es así), tras la fase del enamoramiento inicial a menudo surgen las dificultades para adaptarse al otro/a. Ya en la primera fase de la relación pueden aparecer dificultades, pero ingenuamente pensamos que el tiempo y la tarea de “concienciar al otro/a sobre aquello que tiene que cambiar” harán que la pareja cambie aquello que no nos acaba de agradar, ya que a menudo pensamos que el problema lo tiene el otro/a, porque “no es capaz de ponerse en mi piel”, “no hace las cosas como debe”, etc.

Esta necesidad de adaptabilidad con el otro, junto a las circunstancias que envuelven a la relación (familias de origen, niños, enfermedades,..), la compatibilidad en cómo  resolver las dificultades o adversidades, las habilidades en la comunicación para manifestar esos diferentes enfoques o cómo demandar o exponer nuestros deseos, así como un patrón de expectativas, quizás inadecuadas, y una baja habilidad para resolver los conflictos, nos pueden llevar a que el amor, se pierda. El amor es necesario para mantener una buena unión pero no el único, sin los ya mencionados aspectos, tiene pocas probabilidades de supervivencia.

A su vez existen momentos en la relación de pareja en la que pueden producirse elementos estresores y de cambio que requieren una capacidad de adaptabilidad. Los más habituales suelen ser:

  • La convivencia en los primeros estadios de la relación
  • Nacimiento de los hijos/as
  • Cómo enfocar la educación de los hijos/as
  • La adolescencia de los hijos/as
  • Pérdidas de empleo o cambios laborales
  • Enfermedades
  • Transición a la etapa de madurez
  • Abandono del hogar por parte de los hijos
  • Jubilación
  • Muerte de algún familiar

¿Qué señales me indican que la relación no funciona?

Muchas de las siguientes señales nos están indicando que la relación no funciona. No necesariamente han de darse todas, pero a mayor número y con más frecuencia, más probable es el deterioro.

  • No me hace caso
  • A ver si con el tiempo cambia
  • No nos entendemos
  • No me escucha
  • No me siento apoyado
  • Me interrumpe cuando hablo, o no logro poderme expresar
  • No parece que tengamos cosas en común
  • No le importa lo que digo o deseo
  • Sensación de no ser respetado.
  • No nos ponemos de acuerdo en casi nada
  • Discusiones sin fin
  • Discutimos por cosas absurdas
  • Todo son críticas y reproches
  • No puedo ser yo
  • Me falta el respeto o nos lo faltamos ambos
  • Deterioro de la convivencia
  • Me siento insatisfecho/a en la relación
  • Sensación de aburrimiento o rutina
  • Incomodidad ante la presencia del otro
  • Discusiones por casi todo o cosas concretas
  • Irritación ante los comportamientos del compañero/a
  • Pérdida de la intimidad sexual de la pareja
  • No puedo superar su infidelidad
  • Deseo a otra persona
  • No nos ponemos de acuerdo
  • Ya no se ilusiona como antes por las cosas

¿Para qué sirve una terapia de pareja?

Una terapia de pareja es un espacio en el que el profesional guía a ambos miembros de la misma, a identificar aquellos aspectos que puede ser idóneo corregir para mejorar la realidad de la relación. Trata de que cada individualidad se cuestione, tanto expectativas o creencias, así como las actuaciones y las consecuencias de las mismas en la otra parte.

Cuando una persona asista a una terapia de pareja debe tener claro que el psicólogo no es un árbitro o un juez, para dar la razón a alguna de las partes, sino que éste propone un espacio de reflexión, tanto de la conducta propia como de las conductas recibidas por la otra parte de la pareja.


¿QUÉ OBJETIVOS SE PLANTEAN CON EL TRATAMIENTO?

El psicólogo clínico es el profesional cualificado para llevar a cabo un tratamiento específico y eficaz de las dificultades de relación en la pareja. Los objetivos del tratamiento se centran en dotar a ambos miembros de herramientas y recursos para que la pareja recupere o mejore su equilibrio emocional, mental y físico.

¿CÓMO LO HACEMOS?

Este tipo de intervención va dirigida a examinar en primer lugar cuáles son los aspectos de la relación que están desajustados, con el propósito de recuperar el equilibrio necesario que asegure una buena armonía relacional. Una vez detectado los problemas que el profesional puede detectar, el siguiente paso es contrastar los aspectos detectados con los miembros de la pareja, evidenciando las claves de aquello que no está enfocándose adecuadamente, y con el objetivo que éstos introduzcan los cambios necesarios para corregir los mencionados desajustes.

Mayoritariamente, la intervención se afronta en formato pareja, pudiendo –previo pacto de las partes y a propuesta del profesional que lo estime necesario- tener espacios individuales con el profesional, para poder contrastar de forma más personalizada las dificultades que como individuos que conforman la pareja pueden encontrar, tanto a la hora de identificar las problemáticas como para poder remedio a las mismas. Estos espacios individualizados revestirán de la confidencialidad necesaria, para poder lograr la máxima cercanía con el terapeuta.

Solo en casos excepcionales puede ser necesario un tratamiento farmacológico, aunque esta situación puede darse solo, en casos en los que se detecta algún tipo de trastorno, adicción,… que no pueda intervenirse de forma psicoterapéutica, o bien para complementar dicha intervención. 


¿En qué casos no es aconsejable la terapia de pareja?

  • Cuando una de las partes ya tiene decidida la ruptura
  • Cuando una de las partes no confía en la propia terapia
  • Si se mantiene una relación paralela y no se comunica al profesional, o a la otra parte.

 

Terapia individual

En algunos casos, bien porque el otro miembro de la pareja no quiera participar, bien porque no se considera necesario que intervenga, puede darse el caso de realizar una intervención individual en el ámbito de la pareja. Este aspecto lo valorará el profesional.

Aun y no siendo lo más aconsejable en la mayoría de los casos, en este tipo de intervenciones con parejas, en algunas circunstancias puede ser una opción válida para dar recursos al miembro que sí desea asistir.


¿QUÉ SE GANA CON EL TRATAMIENTO?

No solo gana la pareja, sino gana el propio individuo, ya que al aprender a pensar, sentir y actuar de modo diferente y positivo, se genera un bienestar que se traslada a todo el entorno familiar. Los propios hijos/as, podrán aprender de sus padres un modelo relacional más positivo y adecuado de comunicarse, de demostrar su afecto, de resolución de conflictos, etc. que sin duda redundará en su seguridad personal  y en su autoestima cuando sean adultos.


 

Concerta una primera visita

Llámanos para concertar cita previa 93 176 27 44 | 608 534 532
O bien rellena el siguiente formulario

Nombre

E-mail

Teléfono

Su mensaje

He leido y acepto la Política de privacidad

Autorizo a Barnapsico a enviarme correos informativos de actividades que se organicen desde Barnapsico. (Como talleres, seminarios, cursos formativos o similares.)

Versió català

Llámanos ahora, cuidamos tu equilibrio emocional y psicológico de forma personalizada y especializada.
Cita previa
93 176 27 44 | 608 534 532
info@barnapsico.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies