Relaciones tóxicas

relaciones tóxicas

Hay relaciones que no van bien, pero no debido a problemas de comunicación o de compatibilidad, sino porque se establece una dinámica tóxica generada al cabo de un tiempo de relación por uno de sus miembros.

El otro miembro, si es consciente y consigue darse cuenta a tiempo, suele romper la relación. Pero si no lo hace, se va adaptando a la dinámica, porque no hay un punto medio. O consigues irte o te adaptas del todo. El perfil “tóxico” va empujando poco a poco a que la relación funcione como él/ella considera, y esto implica necesariamente que la otra persona quede anulada.



Esto se traduce en:

  • Frecuentes manipulaciones para conseguir que todo se haga como él/ella quiera.
  • Nunca es responsable de nada, toda la culpa siempre es tuya.
  • Usa muchas fórmulas del tipo: “lo normal es que hagas…” y así te hace sentir que si le amas, tienes que hacer aquello. Si no, es que no le amas.
  • Has acabado callando lo que quieres decir o piensas por evitar el conflicto, que se enfade o posibles represalias.
  • Puede tratarte mal si está enfadado/da. Por ejemplo, no hablarte en días, ignorarte, alargar conversaciones agotadoras hasta que le das la razón.
  • Sientes que no puedes tomar tus propias decisiones porque tienes miedo. De alguna manera siempre consigue demostrar que tienen que ver con el/ella y que le perjudicas.
  • Sientes que te juzga y no te apoya en tus problemas.

Todo lo suyo es mucho más importante. Y como suele tener problemas con otras personas, en el trabajo, en su familia o con amigos, a ti también te lo acaba pareciendo.

  • Tus sentimientos no se pueden tener en cuenta porque no tienes razón.
  • Te sientes muy frustrado/a y con la sensación de que nada de lo que haces está bien.
  • Has dejado de hacer cosas que te hacían feliz, de ver a tus amigos porque no le gustaba. Y lo manifestaba abiertamente o indirectamente. Es decir, no te lo prohibía, pero siempre había problemas antes o después de irte.
  • Estás en un círculo vicioso en el que has entregado mucho, has cedido mucho, pero cada vez que quieres decir no o conseguir algo que te apetece, te dice que vuelves a fallarle y decepcionarle.

Si crees estar en una situación toxica de pareja, consulta con un profesional para cerciorarte y piensa que las consecuencias si te quedas en ella son:

Culpabilidad extrema

Ansiedad y/o depresión

Anulación total del YO



Marga Rojo
Psicóloga en dependencias y adicciones

Comparte este post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies