Relaciones afectivas dependientes

RELACIONES AFECTIVAS DEPENDIENTES DE PAREJA, EN LA MUJER

Este documento pretende resumir algunos factores que pueden llevar a confundir el amor por dependencia y concienciar de los errores que pueden darse en una relación, desde la perspectiva de la mujer y enmascararlos bajo el concepto de “amor romántico”.

Si sientes que tu relación está enmarañada en una espiral de malestar y tensión, y no te acaba de satisfacer, observa estos factores, quizás te ayude a entender que te sucede y porqué.

  • Probablemente hayas padecido en tu infancia un hogar que no satisfizo tus necesidades emocionales.
  • Si recibiste en tu infancia poco afecto, puedes estar condicionada a tratar de compensar indirectamente esa necesidad insatisfecha, proporcionando afecto, especialmente a hombres que se presentan, de alguna manera como necesitados
  • A causa de no conseguir que tus progenitores fueran esos personas atentas y cariñosas que ansiabas, puedes tender a activarte profundamente ante hombres inaccesibles a quienes puedes volver a intentar cambiar, por medio de tu amor.
  • Puede que te aterre la idea de que te abandonen, y haces cualquidependencia-afectivaer cosa para evitar que la relación se disuelva. Puede llegar a aguantar situaciones extremas “en nombre del amor”.
  • Cualquier detalle agradable de tu pareja por poco que sea (en medio de otros que te hacen sufrir), puede ser suficiente, para sentir que “todo va a cambiar”; “que estoy en buen camino”; “en el fondo es buena persona” y eso te llevará a seguir “enganchada” a esa relación.
  • Casi nada es demasiado problemático, o tarde demasiado tiempo, o es demasiado costoso, si”ayuda” al hombre con quien estas involucrada.
  • Acostumbrada a la falta de amor en las relaciones personales, estás dispuesta a esperar, conservar esperanzas y esforzarte más para complacerlo.Estás acostumbrada a pensar ya desde la infancia, que si no tienes ese afecto que tanto deseas, es culpa tuya, por eso estás dispuesta a aceptar altas dosis de responsabilidad, la culpa y los reproches en la relación de pareja.
  • Tu amor propio es críticamente bajo, y en el fondo, y demasiadas veces sientes que no puedes merecer la felicidad. En cambio, crees que debes ganarte el derecho de disfrutar la vida.
  • Necesitas con desesperación controlar a tus hombres y sus relaciones, debido a la poca seguridad que experimentaste en la niñez. Disimulas tus esfuerzos por controlar a la gente y las situaciones bajo la apariencia de “ser útil”.
  • En la relación, te predispones a estar mucho más tiempo en contacto con tu sueño de cómo podría ser la relación y la vida, que con la realidad de la propia situación.
    Puedes llegar a ser “adicta” al dolor emocional. Puede ser probable que puedas ser vulnerable emocionalmente, y a menudo, químicamente, para volverte adicta a las drogas, al alcohol y/o a ciertas comidas, en particular los dulces.
  • Al verte atraída hacia personas que tienen problemas por resolver, o involucrada en situaciones que son caóticas, inciertas y emocionalmente dolorosas, evitas concentrarte en tu responsabilidad para contigo misma.
  • Es probable que tengas tendencia a episodios depresivos, los cuales tratas de prevenir por medio de la excitación que te proporciona una relación inestable.
  • No te atraen los hombres que son amables, estables, confiables y que se interesan por ti, ya que esos hombres “agradables” pueden parecerte aburridos. Relacionas afecto a tensión e inquietud, y calma a falta de pasión y por tanto de “amor”.

Si te planteas cambiar tu vida de rumbo, puedes buscar un profesional que te ayude. Nosotros podemos acompañarte en ese proceso si decides intentarlo.

www.barnapsico.com

Comparte este post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies