Atención a la víctima de agresión o abusos

Volver a tratamientos para adultos

¿Quién es víctima?

Víctima de la agresividad es toda aquella persona que sufre maltrato, en sus diferentes manifestaciones, ya sea directamente por una o varias personas que lo ejercen, bien mediante sus acciones, manifestaciones verbales, o por el uso de algún medio que pone en una situación de vulnerabilidad, desprotección o padecimiento a la víctima.


¿Qué señales me indican que puedo ser víctima?

Varios pueden ser los escenarios en los que se de el maltrato, siendo los más comunes:

  • Acoso laboral
  • Acoso escolar
  • Acoso en las redes
  • Violencia de género
  • Acoso/abuso sexual
  • Violencia doméstica (padres a hijos/as, o éstos a padres)

Son muchos los indicadores que pueden darse. En función del contexto donde se dan, te indicamos algunas de las sensaciones más frecuentes:

  • Desde que estoy en el entorno en el que actúa el agresor/agresores coincide con un deterioro progresivo de mi estado de ánimo, cuando antes me sentía bien.
  • He perdido la ilusión que antes tenía por las cosas.
  • Le doy mil vueltas a como salir de esta situación pero no se cómo hacerlo.
  • Temo comentar mi situación a nadie; bien porque me lo prohíbe el agresor/a, bien porque éste puede tomar represalias contra mi o mis intereses, o porque no seré comprendido/a, miedo a que se reirán de mi, etc.
  • Ganas de evitar el escenario que me genera el malestar o cuando estoy en el escenario en que actúa el agresor o agresores, me siento en tensión y en estado de alerta.
  • Sufrir humillación, vergüenza, impotencia, por la acción directa (verbal, no verbal, física del agente o agentes agresores).
  • Siento que no soy el que era.
  • Siento que soy culpable (puedo llegar a sentir que tiene o tienen parte de razón por lo que me sucede), de alguna manera merezco lo que me pasa.
  • Me siento solo o aislado frente al problema.
  • Siento confusión por mis decisiones.
  • Evito determinadas situaciones para contentar al agresor, despegándome de mi verdadera voluntad o interés.
  • Percibo control y sospecha (sin motivos reales).
  • Dudo de todo.
  • La figura acosadora descalifica de forma grosera o sutil todo aquello que me importa o hago.
  • Prohibiciones a diferente escala.
  • Me grita, me desprecia, me insulta, me avasalla, con o sin gente delante.
  • Tengo la sensación que no controlo mi vida.
  • ….

 


¿Para qué sirve una terapia en estos casos?

Para estos casos de agresividad, una terapia adecuada nos permite al final aliviar el sufrimiento y por tanto la mejorar la calidad de vida de uno mismo y de los demás. Uno siente que puede dominar la situación de verdad, y hacerse respetar.

El poder descubrir que yo no soy el problema, sino que es el otro quien lo hace mal, puede ayudarnos ya de por si bastante. Darse cuenta de que en “ese estado” y debido a la presión que me ejercen es “normal”, no estar bien ni actuar de forma esperable. Mi conducta esta condicionada por la presión que ejerce la o las figuras maltratadoras.

Permite dotarme de recursos para ganar autoestima, gestionar el conflicto de otra manera o bien encontrar escenarios que me permitan liberarme de la figura acosadora.

Superar el dolor padecido, así como el impacto de las consecuencias cognitivas y emocionales, que el maltrato ha infligido en mí, durante y después de la ausencia del maltrato. Es el llamado estrés post-traumático.

Una terapia adecuada permite recobrar la confianza en uno mismo y en los demás. Mejora de la autoestima y el autoconcepto. Mejora las relaciones interpersonales. Previene otros escenarios de riesgo, gracias a la adquisición de habilidades sociales.


¿QUÉ OBJETIVOS SE PLANTEAN CON EL TRATAMIENTO?

Con una terapia adecuada, nos permitiremos llegar a ser conscientes del maltrato y de la verdadera responsabilidad del agente agresor. Adoptaremos medidas de protección en el caso que sea necesario. Aprenderemos a buscar los apoyos o instrumentos que se pueden disponer para romper el ciclo de violencia. Recuperaremos la autoestima. Desarrollaremos habilidades de prevención. Recuperaremos el estado de ánimo y el dolor padecido así como el impacto de las consecuencias cognitivas y emocionales. Recuperaremos los objetivos personales, que pueden haberse visto afectados, truncados o anulados, por la excesiva desviación de atención que ha generado tener ocuparse de evitar o sobrevivir al maltrato. 


¿CÓMO LO HACEMOS?

Tratamiento psicológico

El tratamiento se orienta a que la persona afectada aprenda y practique técnicas y estrategias tanto cognitivas, conductuales y comunicativas alternativas, que permitan una relación diferente con los interlocutores ante un conflicto. Estos ejercicios, que se irán ajustando a medida que avance su tratamiento, supondrán la base del cambio, si se practican adecuadamente y durante el tiempo indicado por el terapeuta.

 

Tratamiento farmacológico

Solo en casos muy concretos puede ser necesario un tratamiento farmacológico para complementar la intervención psicológica. Dichos casos serán cuando se detecte una patología o trastorno que incide notablemente en el estado de ánimo de la persona.


¿QUÉ SE GANA CON EL TRATAMIENTO?

Ante todo recuperar la confianza en ti mismo, aumento de la seguridad y la autoestima, mejora del estado de ánimo y mejorar la relación con los demás. Uno percibe no estar en guardia ni en tensión ante las amenazas percibidas por el entorno, y la disminución/erradicación de las secuelas emocionales y cognitivas que genera el maltrato. Por otro lado las relaciones pueden mejorar considerablemente en la medida que transmitirás un mayor bienestar al entorno, generando mayor proximidad con la personas deseadas. Poder lograr poner tus esfuerzos en recuperar tu vida, y en tus objetivos personales.


Concerta una primera visita

Llámanos para concertar cita previa 93 176 27 44 | 608 534 532
O bien rellena el siguiente formulario

Nombre

E-mail

Teléfono

Su mensaje

He leido y acepto la Política de privacidad

Autorizo a Barnapsico a enviarme correos informativos de actividades que se organicen desde Barnapsico. (Como talleres, seminarios, cursos formativos o similares.)

Versió català

Llámanos ahora, cuidamos tu equilibrio emocional y psicológico de forma personalizada y especializada.
Cita previa
93 176 27 44 | 608 534 532
info@barnapsico.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies