¿Existen entornos con la capacidad de restaurar nuestro estado psicológico?

Muchas veces hemos oído lo estresantes que son las ciudades y lo mucho que agotan nuestros sentidos. Esto es debido a que el entorno urbano se encuentra sobrestimulado a nivel ambiental y social, lo que nos obliga a mantener una excesiva atención en él (tráfico, señalizaciones, aglomeraciones de personas, etc.), creándonos una sobrecarga y un gran desgaste de recursos cognitivos.

Las ciudades son un entorno de constante crecimiento que aporta muchos servicios y comodidades a sus habitantes, pero también comportan características negativas para nuestra salud como la contaminación, las grandes aglomeraciones y el exceso de ruido.

Todos hemos deseado de vez en cuando escapar e ir a un lugar tranquilo para desconectar. Muchos se imaginan en una playa desértica mirando el mar, otros se imaginan en una casa de montaña rodeada por la majestuosidad del bosque, algunos incluso les basta con pensar en un parque con una pequeña fuente dejando atrás el asfalto. Por dicho motivo, parece estar claro que la mayor parte de las personas sienten algún tipo de agotamiento creado por su entorno y las circunstancias que lo rodean.

Por ello buscamos cambiar de “aires”, pero ¿Estos entornos nos ayudan realmente? Según algunas investigaciones la respuesta es afirmativa. Los investigadores han encontrado que los entornos en los cuales hay principalmente elementos naturales permiten la recuperación de aspectos cognitivos, la reducción del estrés, la creación de emociones positivas y es un método de prevención de enfermedades mentales.

Por lo tanto, estos entornos que nos ayudan a recuperarnos son denominados entornos restauradores. Estos entornos tienen una serie de características, nos permiten la percepción de encontrarnos ausentes o lejos del entorno habitual, también producen un efecto de disfrute por la captación estética agradable y tienen la capacidad de ofrecernos lo que buscamos (entretenimiento, tranquilidad, etc.).

Aunque también es importante destacar que hay investigaciones que han encontrado que algunos entornos urbanos pueden considerarse también entornos restauradores. Estos son los entornos que tienen algunos elementos naturales como árboles, plantas o presentan algún elemento con agua, como fuentes o pequeños lagos. También lo son, los entornos urbanos que son amplios, tienen un diseño agradable o tienen instalaciones de ocio.

Por lo tanto, tanto un entorno natural como el visitar algún museo podrían ser entornos restauradores.

Cuanto más natural sea el entorno, mayor podrá ser la capacidad restaurativa de este. Pero, en la actualidad la mayoría de la población mundial se encuentra viviendo en zonas urbanizadas y tienen, en muchas ocasiones, un reducido contacto con la naturaleza. Por lo que es recomendable que tengan la posibilidad de acceder a entornos más conectados con la naturaleza, aunque sea a través de la implantación de las características de aquellos espacios urbanos que también poseen de capacidad restauradora.

Siguiendo esta idea, hay investigadores que defienden que un entorno laboral con aspectos naturales (por ejemplo con ventanas con vistas a árboles y flores) reduce el estrés y aumenta la satisfacción laboral.

Son muchas las ciudades que han empezado a tomar nota e intentar adaptar estas necesidades de la población en el diseño de espacios de trabajo, de los entornos de la salud y de los espacios públicos.

Los ciudadanos, por nuestra parte, podemos intentar tener en nuestras casas pequeños elementos que nos puedan aportar una mejor recuperación del estrés ambiental (ventanas con vistas a una zona verde, balcones o ventanas con plantas, plantas artificiales en el interior, imágenes de paisajes naturales hechas con vinilos podrían ser opciones, ambientes poco recargados, por tanto habitaciones con una decoración que nos resulte agradable, etc.)

En definitiva, aunque poco perceptibles, lo que nos rodea puede tener efectos sobre nuestras capacidades cognitivas y nuestro estado anímico.

 

 

 

 

 

 

 

Comparte este post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies