¿QUÉ ES LA TERAPIA BREVE ESTRATÉGICA?

Cuando hablamos de Terapia Breve Estratégica nos referimos a un tipo de intervención flexible, autocorrectiva y breve en cuanto a número de sesiones, que pretende producir cambios funcionales en la forma en que la persona construye la realidad que después sufre.

A menudo tratamos de resolver nuestras dificultades utilizando los recursos que conocemos, precisamente porque nos resultan familiares y porque nos han funcionado antes.

 



Cuando ante un problema, los recursos conocidos ya no nos funcionan, se convierten en soluciones intentadas disfuncionales que mantenidas en el tiempo, potencian nuestra sensación subjetiva de incapacidad para gestionarlo o resolverlo. Es entonces cuando la dificultad se ha constituido como un círculo vicioso difícil de romper sin ayuda profesional.

En este escenario, el/la terapeuta estratégic@ trabaja sobre el funcionamiento del problema que aporta el cliente y las soluciones que ha intentado, y que lejos de hacerlo desaparecer, lo han enquistado. Para ello se sirve de prescripciones y tareas que en ocasiones, pueden resultar algo peculiares desde el punto de vista del cliente, pero que indudablemente, lo llevan a modificar la estructura del problema y lo conducen hacia el cambio deseado.

Así pues, desde la Terapia Breve Estratégica trabajamos con bloqueos relacionados con problemas, vivencias u otras circunstancias psicológicas ante las que la persona que consulta siente que ha perdido el control o que no puede gestionar; que le resultan invalidantes y que acostumbran a ir acompañadas de una sintomatología concreta. En este sentido, atendemos a personas aquejadas de obsesiones y manías, fobias, traumas, ataques de pánico, miedos, dudas, ansiedad, depresión, trastornos de alimentación, trastornos sexuales, dependencias, dificultades para la gestión emocional, estrés, acoso laboral, y otras muchas, con eficacia y eficiencia demostradas.

Comparte este post