Indicadores de maltrato psicológico en la pareja

maltrato_psicologicoPresentamos una muestra de signos, que pueden correlacionar con el maltrato psíquico.
Cuantos más identifiques con tu experiencia, más probabilidad de que estés sujeto a esta situación.
Quien te agrede, te expresa desprecios verbales con frecuencia o muy a menudo.

Recuerdas como en alguna ocasión te ha dejado en situaciones de indefensión, desprotección o peligro, normalmente resultado de un enfado, pudiendo o no tener razón por ese enfado (podemos enfadarnos pero eso no nos da derecho a descuidar la protección del otro o dejarlo en situaciones de indefensión).


 

Te hace sentir culpable de todo lo que le sucede y a menudo te lo recuerda

Te dice con demasiada frecuencia que su vida es tan desgraciada, gracias a ti

No te deja porque no te defenderías en la vida, o nadie te puede querer.

Sientes temor a decidir cosas porque no sabes como reaccionará. Sientes confusión por tus decisiones, y si hablas con él, puede lograrte convencer de lo contrario que tu creías, (sobretodo lo relacionado con responsabilidades o culpas). Acabas sintiéndote culpable cuando antes lo culpabas de una determinada circunstancia.

Tu opinión parece llegar a ser tenida en cuenta en muy pocas ocasiones (es como un muro impenetrable)

Previenes a tus hijos de hacer ciertas cosas, porque si se entera tu pareja o lo ve, sucederá algo grave

Te sientes muy vulnerable a su lado

Te hace sentir lo más importante de su vida, (sin ti no soy nadie) y en otras ocasiones te trata como el ser más repudiable que hay en la faz de la tierra

Sus gritos, manera de dirigirse a ti o respuestas te afligen, pudiendo llegar a sentir temor o intimidación.

Sientes no tener un papel destacado en tu vida

Te da temor explicar tu situación a personas importantes para ti (familia, amigos,..)

Te sientes cada vez mas aislado/a de la gente

Percibes control y sospecha (sin motivos reales), por el uso del dinero, amistades, tu tiempo de ocio,..

Descalifica de forma grosera o sutil, todo aquello que te importa (en realidad no opina, te juzga).

Te transmite con frecuencia la necesidad de protegerte de cosas que antes hacías con la mayor naturalidad, acusándote de irresponsabilidad por hacerlo. Eres tu quien debes decidir si el peligro es real, y en todo caso contrastarlo con otras personas o con un profesional.

Te ridiculiza con frecuencia delante de otras personas

Se burla de lo que haces o aquello que para ti es importante, y si te quejas por esa actitud, puede maquillar su conducta con frases del estilo “no tienes sentido del humor”, no siendo capaz de aceptar que eso puede molestarte, pudiendo incluso recrearse porque sabe que te afecta

Siempre has de estar en condiciones de tener relaciones sexuales y aceptar lo que se te pide, de lo contrario “no sirves ni para eso”.

Sientes que has de satisfacer lo que te pide -aunque no te gusta a ti-, para que no se enfade.

Sientes que debes mantener la relación por “el bien de tus hijos”.

Te insulta o desprecia con facilidad.

Te sientes bajo chantaje, con el dinero, con el afecto, o para hacer lo que desea o quiere.

Llegan a molestarle tus propios logros o los reconocimientos de los demás hacia ti, y guarda comentarios desagradables para quien te ha hecho la aprobación o bien minimiza tu logro.


Esta es una breve descripción, de signos identificatorios que pueden reflejar maltrato psíquico, puede haber otros. Aquí tratamos de mostrar los más frecuentes o los que engloban a la mayoría de sensaciones generadas por una extensa gama de posibilidades y actuaciones que genera el emisor de conductas agresivas. Esta omitido el maltrato físico, aunque puede ir o no acompañado.

Este muestrario debemos interpretarlo de forma informal, ya que no tiene una validez contrastada, ni lo pretende, pero si desea dar pistas a personas que tengan dudas, sobre si su relación con el otro, es igualitaria o adolece de maltrato. Cuantos mas criterios coincidan con tu percepción de la realidad, mas probable es que estés en una situación de maltrato y debes consultarlo con un profesional para aclarar si es así.

Por desgracia la propia figura maltratadora tambien suele sentir síntomas de ser maltratada (aunque objetivamente no sea cierto) la cual cosa confunde a la víctima.

En mayor o menor medida como no somos perfectos, en ocasiones podemos dañar a alguien por nuestras acciones y por ello generar en el otro, enfado o malestar, -incluso intenso- hemos ocasionado daño eso si. En definitiva quien mas, quien menos puede haber tratado mal a alguien, pero eso no te convierte necesariamente en maltratador, la clave es, la intención, la excesiva duración, intensidad, ocasionalidad, lo que diferencian a un perfil maltratador del que no lo es.

Otra cuestión a considerar, – y no con ello se pretende minimizar el problema del maltrato -, es que con frecuencia y en el seno de la pareja, puede darse que ambos miembros utilicen este estilo relacional.

Tampoco debemos confundir los errores, descuidos, etc. de los demás como un maltrato dirigido a nosotros mismos (eso es lo que la figura maltratadora no entiende) y le hace ver nuestra acción como un agravio hacia su persona. En todo caso la persona maltratadora siempre siente como evidente una clara intención de “fastidiarle la vida” y no puede evitar la tentación de tener que “castigar” a la víctima (teniendo o no razón), ultrajándola, menospreciándola, creándole inseguridad, insultos, etc.


Santiago Luque | Psicólogo Clínico

Comparte este post